martes, 27 de septiembre de 2011

piel urbana








el poema sin fin 
tiene una piel urbana
hecha de cuerpos desnudos
que vibran
y se asfixian
y se arañan
(cuerpos que contienen la bestia)

sudor espejismo
avance ciego 
reverberación
adiós

cuerpos desnudos
que se liman su condición humana
y se otorgan eternidades, escapadas,
cuerpos que se destruyen
y se rescatan 
(cuerpos que contienen el milagro)

alcohol luces muertas túneles entre los labios
paraísos instantáneos
choque explosión electricidad
adiós

el poema sin fin se alimenta
de cuerpos que buscan espejos
en otros cuerpos,
cuerpos desnudos
que laten
contra el reloj

el poema sin fin se vacía 
y está lleno, únicamente,
de cuerpos que dicen,
a veces:

eh,
 me bosteza la piel,
 no siento nada, nada es
 capaz de despertarme,
 sólo abro los ojos
 si me roza 
 algún resplandor,
 un pequeño chispazo de vida
 que de repente decida
 deshacerse en mí.

                                                    


sigue la historia por aquí:
 K  

sus maneras de (des)ordenar el mundo



16 comentarios:

  1. Latiendo contra el reloj... por supuesto, siempre.
    Besos tremendos K.

    ResponderEliminar
  2. Estás más que guapa, Josefina que no conozco y con quién no tengo nada que ver. Los ojos agrandados y marrones son bellos, y la boca pequeña es demasiado carmín.

    ResponderEliminar
  3. No sé, descuidada, si realizas que la hora de tu bloc es la de California, no la cañí.

    ResponderEliminar
  4. A veces pienso si mi corazón es de leucogranito. Porque se me niegan ciertos sentimientos???


    Besos emocionados

    ResponderEliminar
  5. Piel de cemento pero sensible...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mi cuerpo dice un: eh, me gusta demasiado este poema.
    Lo dice en forma de pelos como escarpias.
    Me encanta.
    Muaa

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado el poema Diminuta, especialmente la imagen de los cuerpos desnudos que se liman su condición humana, una imagen fuerte y sugerente. Somos como una caja de fósforos que va emitiendo chispazos ante una acción externa... a veces ese chispazo sin embargo da lugar a una buena fogata... habrá que ir consumiendo cerillas, lo importante es que no se agoten esos fogonazos, no dejar humedecer la cajetilla.
    Besos rojizos de octubre para cambiar por un segundo el azul de tu universo

    ResponderEliminar
  8. Te sigo, me encanta tu blog muchísimo :) Un beso
    www.riversflowsinyou.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. la urbanidad
    roza mi
    costado*

    (hermoso también tu mundo (des)ordenado)

    ah! y amé tus paréntesis.

    ResponderEliminar
  10. La poesia talvez no sea como un parasito simbiotico para solo la piel urbana, pero talvez urbanize el mundo como una sola comunidad.

    Asi que esa es mi droga pa lo que sea jaja, aqui en esta cuidad que parece rancho Xp

    ResponderEliminar
  11. Hola, preciosas letras van desnudando la pura e integral belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos sinuosos...

    ResponderEliminar