jueves, 30 de diciembre de 2010

(re)INICIO

*por todo y, especialmente, todos aquellos
que me han acompañado en este 2010,
en este punto de fuga, en este (re)inicio.
quiero que sigáis conmigo
siendo parte de lo que soy,
dándome sentido.
GRACIAS.
GRACIAS.
GRACIAS.
esto no se acaba aquí...
esto acaba de empezar.


para cerrar el año de manera especial, esta vez dejo caer un videopoema con música e imágenes de Sigur Rós
es mi particular forma de desearos un feliz 2011 y hacer una síntesis de todo lo que ha sido para mí este MÁGICO año, en mayúsculas
el texto solo queda por aquí:



no sé si todo empezó con una canción,
con un avión que jamás despegó
con sueños y promesas
que me miraban desde
la ventanilla de emergencia

no sé si todo empezó
con el vaho del adiós,
con un encuentro sólo imaginado
y un par de besos
en las mejillas

no sé si todo empezó
con el motor del coche,
con la lluvia
en una ciudad que brilla
y el trueno de una palabra
que nunca
se grita

no sé si todo empezó
o simplemente
nos mojamos de vida
no sé si escampó en los versos o nunca
dejó de llover
el recuerdo
en nuestras retinas

no sé, podría
hablar de gaviotas, de metros,
de mares calmados,
de paraguas, de tiritas,
de cafés ardiendo, de acordes,
de heridas
en los huesos y en el alma
encendida

de escenarios, parabrisas,
podría vagar perdida
en el lento vaivén de un abrazo
el resto de mi vida,
podría decirte que estoy empapada
de no sé qué, de ilusiones, de miedos,
inundándome de vida,
¿qué otra cosa sino
la vida?,
podría agarrarme al trazo
de mil canciones futuras,
de alguna copa de más
y algún beso de menos
en las mejillas

podría decir que todo empezó
como empiezan las grandes historias
que no pueden contarse nunca;
sin un principio,
con el raíl del tren, con el aeropuerto,
con la música y su aliento
conduciéndonos de nuevo
hacia algún tipo de infancia,
con una cerveza, unos tacones,
una mirada, ilusiones cosidas,
con una estrella que toma tierra
en las rodillas,
con una ventana
abierta hacia el cielo, con una línea blanca,
con un desayuno para
dar las buenas noches,
con el alba
echando humo en la cocina,

todo empezó con un adiós, con un hasta pronto,
con un garabato entre un tiovivo de poesías,
con un regreso entrecortado, con un 'gracias',
con un billete de ida.

fueron los meses sin instrucciones
los atracones
de fugacidad y belleza,
las fábricas de deseos,
la trayectoria permanente
de espejos que se prenden,
de cuerpos que chocan
entre cuatro paredes
hechas de universo,

fue el teléfono ardiendo,
las paradas de bus,
los auriculares, el bolso y sus agujeros negros,
los coches de caballo, los silencios rotos,
el viento, los sombreros, el flequillo en los ojos,
el tiempo mal calculado, el tráfico,
la riqueza en la huida, el calor,
el sonido de las teclas, las llaves, las gafas de sol,
libélulas, pedazos de mundo
escondidos en las manos,
todo aquello que quizá
ni siquiera ha empezado.

fue un comienzo hecho de muchos inicios,
de cuentas atrás, de grietas
por donde se cuelan fábulas, firmamentos y planetas,
fue y sigue siendo
el rumor dulce y lento, el olor a vainilla,
el amar con más fuerza y más verdad
a lo invisible,
fue un comienzo hecho de rayos de luz atravesando la ventana,
de juegos de distancias, de palacios en nubes grises
y páginas blancas,

y vamos, corazón,
no dejes de latir
en esta paz
desordenada,

vamos, corazón; late, llora, muerde, grita, ama
en eternas retinas alquiler
con puentes invisibles
entre el corazón y la piel.

vamos, corazón, todo empezó
con la resurrección, con la firme creencia de saberte vivo,
con un nacimiento en otros nombres,
en otras pieles, en otros ojos,
en la necesidad de ser de nuevo, sin sombras pequeñas,
sin principios, sin destinos, sin adjetivos, sin definiciones,
de ser en otros anocheceres,
de remover la tierra
con un salto
hacia arriba,
con un reloj muerto
para empezar a medir el tiempo,
a contar desde cero
los días

justo ahí
donde tiembla de magia
lo que está por venir,
donde todo
c
o
m
i
e
n
z
a

o ni siquiera
ha comenzado.

sábado, 25 de diciembre de 2010

¨lunas fugaces.




respirando
unos cuantos puñados
de lunas fugaces

descubriendo
que la luz se corta
a ras de los labios

algún día comenzamos
a comernos la primavera,
a sorber sombras azules
del fondo de vasos anchos

porque algún día dejamos
de respirar el aire
para llenarnos los pulmones
de palabras

porque hay madrugadas
o quizá mañanas,
antítesis del verso,
metáforas en el recuerdo,
que se marchan a zancadas

porque vas a volar
por ti, por nada;
emprender el vuelo
con cada mirada

porque puede que ocupe
días y eternidades
buscando el camino
de regreso a casa,

coleccionando
lunas fugaces
en la espalda.

lunes, 20 de diciembre de 2010

¨y todo se interrumpe.


+ de 7 meses de curro y 10 horas en una sala no son nada cuando no te importaría seguir respirarando eternamente entre las luces de un concierto...


creo que he corrido
toda mi vida
tras el viento:
'j'ai cherché la lune, la mer, la vie, la pluie, mon coeur,
y todo se interrumpe'.

y todo se interrumpe
y (la lune) todo (la mer)
se (la vie) interrumpe (la pluie).

abriendo los cajones
de una memoria hecha,
a ratos, de olvido
e imaginación.

creo que soy retazos
de lo que otros fueron,
pedazos de lo que
nunca seré.

creo que
siempre tuve pánico a la muerte
y siempre la tendré,
creo que siempre temeré, aún más,
pisar las estaciones
de la vida sin vida.

he intentado seguir corriendo,
es lo que hago,
correr detrás
de algo.

marcharse no siempre quiere decir
i.r.s.e. l.e.j.o.s.
a veces implica
e.s.t.a.r. m.á.s. c.e.r.c.a.

búsqueda y encuentro.

creo que sigo corriendo...

quiero una ciudad
hecha de firmamento.

está bien, confieso:
creo que
correré
toda mi vida
tras el viento...

'...la lune, la mer, la vie, la pluie, mon coeur...'


GRACIAS por darme Vida.


jueves, 9 de diciembre de 2010

¨y con los pies sobre el incendio, empezó a ViViR.



quizá
no somos
ni seremos nunca
lo que soñamos
pero puede también que
la R e a l id ad
supere la ficc ión.

puedequeNOquiera
usarlosespacios
nientenderdemedidasexactas ,
puedequeNOquiera (o NO p u e d a)
alcanzartotalmenteElSueño ,
quequieraseguir
seguir
seguir
seguir
seguir
seguir
soñándolo
siempre.


puedequellegueunmomento
enelquenoimporte
queNADIEloentienda.

tal vez
solo estamos sentados
al borde
del precipicio
/
sentados
al borde
de notros mismos.


'llegó la noche y todas
las luces se apagaron
mientras las ciudades
ardían'.

tal vez sólo quieras
seguir
soñándolo
seguir
siendo un niño
y no depender del agua
y la sequía
(lágrima, silencio, saliva)
y tal vez no pretendas LleGaR
ni VoLVeR

nunca
y no quieras realidad (subir la cremallera a la ilusión, mapas de secretos en el pecho, simulacros de encuentros, fingir ser libre).

tal vez no quieras alcanzarlo, tal vez
sólo quieras seguir
y seguir
y seguir

y con los pies sobre el incendio
empezar a SoÑaR y a ViViR
(que siempre es mejor
que vivir a secas).

cuando le apaguen las luces, que alguien diga:
y con los pies sobre el incendio,
con las ciudades y su sangre ardiendo,
empezó a ViViR.

domingo, 28 de noviembre de 2010

¨abre, voy a entrar.




habrá que retratarse el corazón
por necesidad y por derecho.

antes de que todo
se deshaga de nuevo
habrá que recomponer las piezas,

respirar sobre la piel
de las palabras furtivas
si la ciudad
se traga nuestro aire,

habrá que arrancar los cuerpos
del espejo
y despegarse del pecho
el temor de nubes,
el cielo violeta contra la ventana,

habrá que encontrar un poco de suerte
en alguna esquina del mundo,
habrá que salir de aquí
hacia no sé dónde
para llegar al centro
porque deseo
más que nada
llegar
saber
que existe el centro
antes de que todo
se deshaga de nuevo,

habrá que seguir buscando
la paz en la guerra,
el vuelo callado e inmortal en la mirada,
el alma-caleidoscopio, la estrella en movimiento,
el viaje infinito
en alguna parte.

martes, 23 de noviembre de 2010

¨desfile de alfileres.






'lo que querían, yo no lo tenía
y lo que tenía,
no lo querían'.

primer vuelo
de alfileres,
mira hacia
el centro
porque sabes dónde está.
apunta
hacia el centro.

a lo mejor todo es tan fácil y tan absurdo
que hay que complicarlo
para darle sentido.

soy capaz de construirme la libertad instantánea
sobre la página manchada de libélulas
soy capaz de barrer la mierda
con las palabras.

¿podrías tú
apuntar
hacia el centro
y aullar
"lo he conseguido"
y lamer el recuerdo
de una sola vez?
porque
yo no sé.


'no lo sé y no busco respuesta, sólo un espacio pequeño y tranquilo entre no saber, no querer saber y, al cabo,
averiguar'.

¿podrías tú
abrir el recreo de la esperanza
y dejar que corran
sobre él nuevas voces,
nuevos cielos
que nos miren de rodillas
por el simple hecho de
haberlo intentado?


'¿te importa si te cuento mi sueño?
...y lo mejor de todo, mientras toco,
nadie oye la música
salvo yo.
la música es sólo
para mí.

ése
es
mi sueño'.

lunes, 15 de noviembre de 2010

¨EL HOGAR en movimiento.




destruir la realidad
para construir la libertad
o su sinónimo:
la Poesía -----> EL HOGAR e n m o vim i e nto,
la ciudad hecha con pedazos de ciudades, de instantes, de almas:
el testimonio de Vida, el hogar latente.

destruir el lazo, el orden establecido
y agarrarse a aquello que está más lejos, incierto, extendido,
necesitar que te amen, que amen todo eso que eres
y, al mismo tiempo, la figura que contiene
todo lo que hay de indisoluble a tu silencio
(la sombra que duerme entre tus muslos, el espejo cóncavo que respira por dentro, tus miedos, tus carreteras de lunares, tus anhelos, tus habitantes).

mientras vaya en camino, mientras continue intentando alcanzarme:
seguiré escribiendo, haciendo listas de cosas pendientes, raptando pedazos de canciones para liberarlos en los apuntes de clase, anunciando viajes repentinos, enamorándome de los aviones, de los sueños, de los imposibles, acostándome tarde, apagando la alarma del móvil con los ojos cerrados, maldiciendo mi impuntualidad por exceso o por defecto, recordando la geometría irregularmente perfecta de cada (des)encuentro, soplando el café caliente y virtiendo luego la espuma de leche fría, acumulando canciones como si fueran tesoros, oliendo la canela que se queda entre las manos, desterrando los relojes al fondo del bolso, adjudicando los pronombres, manchándote de azul como quien se salpica inevitablemente de promesas, buscando diariamente una nueva cuenta atrás, aprovechando los semáforos para poner el punto muerto
y mirar al cielo.

hay cosas que no quiero tener nunca, que no quiero comprender nunca. hay cosas que no quiero aprender. o, mejor dicho, que quiero seguir aprendiendo el resto de mi vida.
hay cosas que no quiero decir nunca, que no quiero escribir nunca. hay cosas que quiero
que sólo tú conozcas,
que sólo tu veas, que sólo tú seas
capaz de l e e r
sobre el corazón.


martes, 9 de noviembre de 2010

¨cirugía de realidad.




la Vida contra la ciencia,
el violento enfrentamiento
de deber e inconsciencia,
Vida contra ciencia se rebela

y mientras se deshacen
agujetas en la tarde
que se derramada
al otro lado del cristal,
al otro lado, donde todo gira,
ahí fuera, donde todo sigue su movimiento estático,

aquí dentro, donde yacen los versos fugitivos
en los encajes de unos apuntes de narrativa,
donde el reloj del móvil reclama su consulta
cada cinco minutos,
donde cruje la sombra de la imaginación,
donde invoco, renombro, susurro, espero,
donde observo la cirugía de realidad,

aquí dentro, donde le damos bocados al aire,
donde se pintan las paredes de una clase
a las cinco de la tarde
con el color que tienen los deseos.

aquí dentro, todo sigue su curso, todo sigue siendo todo
y nada en concreto,
todo eso que alguna vez quisimos descomponer, atravesar,
como se descomponen, al azar, las luces azules de la noche,
como nos agarramos a los sueños con los párpados cerrados y
abrimos en el arte ese agujero para seguir respirando, para inyectarnos
la existencia.

seguir respirando
aquí dentro, donde creo que ganamos las alas en el alma
y las perdimos en los labios,
donde cada vez somos más pequeños y nos escribimos en los ojos
las palabras y, entonces, justo entonces, sentimos temblar el ciego, dulce y torpe
peso de la Vida.

y aunque sólo sea una sensación, una asesinato a la gravedad,
un breve saqueo de inmortalidad,
una batalla entre vida y ciencia, un mero instante de inconsciencia,
qué sabrá el sueño de la Vida,
qué sabrá la Vida de Poesía,
qué sabremos nunca de todo lo que es necesario saber,
qué sabremos hacer mejor que sentir, únicamente
sentir
que todo lo demás, todo lo que sostiene
este minúsculo pedazo de sentimiento y antimateria
vale la pena.




domingo, 7 de noviembre de 2010

¨el arte de la fuga. (o de cómo el alma crece y el espacio se encoge)


S.O.S.
quiero que te cosas a mis ojos
que te ates a mi alma
como nunca antes nadie ni nada
me ha invadido por dentro,
quiero que arrojes
estos pedazos de alba desgastados
contra el techo del mundo

porque lo necesito, a menudo,
porque hace tanto
que vivo intentando
romper con todo,
llenarme de figuras nuevas los bolsillos,

hace tanto que quiero sentir
que alguna vez fue bastante,
que alguna vez fui yo, completamente,
que fui suficiente,
pero la piel siempre estorba y la victoria
falta, aborta siempre
en el último instante,
porque la lluvia ya no nos moja
y tengo las nubes en los cielos de mi pecho,

y no soy capaz de ser,
de creer
en nada
ni en nadie
y creo que nunca nadie
va a llegar a conocerme,

nunca nadie va a saber
cuánto miedo siento, ni por qué,
cuánto deseo
llegar a sentir
que he conseguido algo
y que no hablo
con la boca vacía de palabras,
con el verso ciego de poesía,
con los pentagramas temblando en los labios de una canción,
con los universos de mi habitación secos de estrellas.

cómo y cuándo acabará este nunca
que me taladra por dentro,
cómo y cuándo
voy a dejar de callar.

sirenas en la calle, manchas blancas, precipicios rojos en el borde de los ojos, tijeras con las que debería recortar el tiempo, mirar hacia arriba, dejar de escuchar esa voz que me grita que no tengo lo necesario, que no soy lo adecuado para rellenar ese espacio que deseo hacer mío.
nadie ni nada que entienda por qué, por qué hacer la maleta, por qué necesitarlo, llenarme de aire y marcharme, emprender la fuga permanente
hacia una ciudad que deje de devorar mis pasos.

domingo, 31 de octubre de 2010

¨tan sólo sé que hay más luz de lo habitual.


no te muevas aún, quiero terminar de perderme
si eso es lo que queda.

no te muevas, quiero demostrar
que se calla con la boca para hablar con la mirada,
que entre los labios y el alma
queda suspendida la mejor palabra.

no te muevas aún, veré atardecer
tras el cristal de un autobús,
escalaré a través
de todas esas cosas que, entre bocados de estrellas,
susurran otros comienzos.
no te muevas aún, déjame hacerte una foto
a través de mis ojos, párate justo aquí,
déjame decir que sobre todo eres Tú
(24 horas, 24 canicas que ruedan y mecen la luz).
no te muevas aún, me encanta
tu olor, sentir que estás en medio, que todo está revuelto
y agito torpemente los días, que todo está moviéndose
y yo intuyo tus pasos, esa tormenta que la vida
parece haber dejado caer sobre tus labios.
no te muevas aún, me encanta tu olor a primavera
rodando en las costuras del otoño, la repentina luz
que desordena mis sábanas al amanecer
y conjuga tu nombre y tu imagen.
no te muevas aún, déjame mezclar el frío con tu olor,
ver amanecer la vida en tu voz,
(me encanta tu olor, me encanta tu olor...)
no te muevas aún, déjame decir adiós
como quien escribe sobre el aire
con el cielo, las manos y el alma en los bolsillos:
'BIENVENIDO'.

jueves, 28 de octubre de 2010

¨distancia incontrolada.




a veces encuentro algo
que se va.
que no quiere
permanecer.

y me repito que habrá que seguir, que habrá que habitar
en todo lo no habitado, todo lo que,
por no haber sido conocido hasta entonces,
lleva nuestro nombre.

a veces encuentro algo. no dejo de perderlo
y encontrarlo y
no hay tregua.

(diles que no me miren con los ojos abiertos
porque no verán nada)


me repito que todo lo que no tenemos es nuestro, escúchame, quiero creerlo,
o simplemente será que es más fácil amar
lo que no se puede perder.
no hay tregua.
tengo el feto de un sueño que va creciendo
y tengo que extirparme toda esta vida, sacarla, darla a luz, tengo que correr.
tengo algo que se asfixia, tengo un mundo dentro, tengo habitantes, tengo idiomas diversos, tengo puñadosy puñados de poesía apilados en los dedos y estoy convencida de que vuela, convencida de que nunca cierra los ojos, nunca calla, nunca muere, nunca deja de hablar,
la tengo ahí como una forma de construir y despedazar universos, de ir más adentro, más lejos, como un refugio, un segundo corazón que en vez de latir grita y prende el silencio y le da cuerpo
al parpadeo de instantes.

tengo que dejar de barrer la distancia, estar más cerca, hacer un poco mío
a l g o de ese t o d o
que no poseo.

tengo que dejar de perder(te)(me),
tengo que alcanzar(te)(me).
escúchame . . . mójate los labios en el sueño, sólo un instante.
escúchame . . . no me pidas que me calle.

sábado, 23 de octubre de 2010

yo quiero ser diciembre.


yo quiero ser d i c i e m b r e ...



Que lo repita García Montero:


¿Quién habla del amor? Yo tengo frío
y quiero ser diciembre.

Quiero llegar a un bosque apenas sensitivo,
hasta la maquinaria del corazón sin saldo.
Yo quiero ser diciembre.

Dormir
en la noche sin vida,
en la vida sin sueños,
en los tranquilizados sueños que desembocan
al río del olvido.

Hay ciudades que son fotografías
nocturnas de ciudades.
Yo quiero ser diciembre.

Para vivir al norte de un amor sucedido,
bajo el beso sin labios de hace ya mucho tiempo,
yo quiero ser diciembre.

Como el cadáver blanco de los ríos,
como los minerales del invierno,
yo quiero ser diciembre.

domingo, 17 de octubre de 2010

vístete y larguémonos de aquí... pero deja de soñar con los Paraísos perdidos.




necesidad de arrancarlo
todo
de su sitio.
de cogerlo
con mis manos y mi pecho
y dejarlo caer.
estas ganas de ser,
este nervio, este temblor,
esta voz confusa
en las costillas,
esta insurrección de miradas perdidas,
la obligación de deshauciar la vida,
de vaciarse
de escalar
y dejarse caer
y que caiga todo
y que escape
hacia lo más hondo
hacia lo más lejano,
hacia lo más cerca de
ese algo que está
en algún otro lado
distante, impaciente, desordenado.
necesidad de romper
y recomponer,
de borrar, de volar con los pies,
de escapar hacia
cualquier tipo de encuentro.



(manchas de un par de noches azules. GRACIAS a los que han pasado por ellas y a los que, aun sin estar ahí, las han compartido conmigo. esto sí que LO NECESITABA...)

martes, 12 de octubre de 2010

caladas.




sigue dándole caladas al cielo, nada más importa ahí fuera.

sorbe los vuelos,
los remolinos de aire sobre la estación de tu pecho,
y aunque te pesen los párpados,
caras de Bélmez en las paredes de 1 lágrima,
la sensación de haber perdido, las telarañas, las sucias palabras,
sigue sosteniendo el cigarro
porque nada más importa,
ve reteniendo el humo de las nubes entre los dedos,
el olor a la nicotina del cielo en la ropa,
inclina la cabeza,
hazle la reverencia
al último de rayo de luz,
ya conoces la ceremonia (de sobra), el escalofrío junto a una farola,

sigue, porque no importa,
alguna verdad comenzó a mentirte, algo te dice
que todo esto no puede ser real, que algo tiene que haber, algo más,

sigue, mientras nada más importe,
tira la colilla azul y písala con rabia
cuando todo acabe,
de fondo oirás la banda sonora, los motores que se encienden,
el majestuoso desencuentro,
el extirpamiento
todo eso que
emerge - de nuevo
todo eso que - de nuevo
parece no importar.
balbuceo de silencio
patadas de tiempo
pisadas en un pentagrama vacío
ligeras cicatrices
aliento mudo en los vértices
de la luna
garganta roja,
vaho,
todo eso que soy y que ves,
que únicamente se perfila
como un pedazo de papel arrancado,
como una palabra de aire que la vida ha quemado
en alguna retina
y anda de puntillas
sobre algún cielo inventado.
todo eso que - de nuevo
se ausenta,
se pierde,
se calla,
se necesita.

[ella, pronombre y reflejo,
mastica
el cordón umbilical
de su vida.
ella reposa su sombra,
aspira su cielo
y (dice que)
nada más
importa.]



miércoles, 6 de octubre de 2010

¨agujas (en el reloj y en la piel).


-¿ya...?

desordenando y recomponiendo las piezas, muslo sobre muslo,
doblando las piernas, enumerando los pliegues en la piel,
haciendo tiempo
sabiendo que falta una parte,
una porción de algo
que no tengo.

-¿ya?
-...
-¿cuánto falta?
-...
-¿ya?

quizás deba encontrar el momento adecuado,
donde dejemos de estorbar,
donde yo y las palabras
no estemos de más,
donde nada sobre
o nada falte.
quizás deba encontrar el punto ciego del reloj,
ese donde aún no es pronto
ni tampoco
demasiado tarde.



domingo, 3 de octubre de 2010

¨mapa personal.




a veces creo que mi vida
es un mapa de despedidas.


dime que no estoy tan lejos
porque sólo desearía
escuchar
eso.


creo que me preguntaste
con tus manos, con tus ojos, con tus labios
tropezándose frente a mi nombre,
sin palabras, sin mundo alrededor, sin voz;
quién eres, de qué estás hecha,
qué demonios ocultas
ahí dentro.
y qué podía decir yo.
te diré que no soy (a veces)
demasiado distinta al resto,
que estoy compuesta
de pedazos de alma y cuerpo.
te diré que me pierdo (con frecuencia),
te diré que sólo entiendo
de fugacidad, de coser estrellas,
de toser aviones y carreteras,
te diré que soy
una criatura sin nombre
hecha de tiempo y espacio,
hecha de idiomas mudos,
de lejanías,
de cielos tintados de azul,
de saqueos de realidad,
de (3, 2, 1...)
cuentas
a
t
r
á
s
.


te diré que no soy nadie
y me gustaría
ser
algo más.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

¨devórame el a l m a .



nos hemos quedado sentados en la orilla,
buscándole goteras al mar,
destruyendo
todas las casualidades, golpeando todas las teclas (no suenan).

acostumbrándonos al silencio, acomodándonos en él,

mierda, qué es

toda esta orilla, tanta orilla,

tantos km de orilla, tanta arena,

tanta profunda orilla, tanta orilla lamiéndonos los pies,

tantos espejos sísmicos barriendo el horizonte,

yo quiero el horizonte, quiero bañarme en el horizonte,

quiero orillas de horizonte.

ni siquiera bastaría ser lluvia, ni siquiera la lluvia sabe flotar.


tengo los cordones desatados en el corazón y no hago más que tropezarme, no hago más que poner en marcha esta fotocopiadora de instantes.
en alguna parte debe estar la luz, debe estar escondida esa oportunidad. (¿la merezco? ¿puedo pedirla? ¿puedo exigirla YA?)

no me acaricies las palabras rotas, ¿no ves que no basta?
no quiero esta anticipada sombra, ¿no ves que no basta?
no quiero tu aliento ni tu sonrisa, ¿no ves que no basta?
busco un pequeño milagro. es lo ÚNICO que bastaría.

tengo tantos paréntesis sin cerrar,
interrogantes que se abren y me tocan...
no sé si tendrás, quizás,
algunas respuestas en tu boca.

tengo 1huida tatuada en las costillas,
1verso ronco, 1promesa ciega
en mitad de la garganta,
1ráfaga de estrellas arrugadas
cayendo sobre la espalda.
por favor, te lo pido,
devórame el alma.

domingo, 26 de septiembre de 2010

ready to start.



If I could have it back/ you know I would love to waste it again/ waste it again and again and again/ I forgot to ask.
sometimes I can't believe it... I'm moving past the feeling again.




PULSA START PARA CONTINUAR.

bienvenido,te habla una humilde constructora de universos {diminutos}
bienvenido, pequeño gigante, es el momento, no more summer,
las instrucciones son las siguientes:
no hay límites, no hay ninguna voz ajena capaz de acallar tu voz , aguarda el ahora, con las manos extendidas (hechas de filamentos de luna), déjate arrastrar, a veces hay que dejarse caer
hacia arriba.
aguarda, pequeño gigante, llegará la lluvia, escupe los restos de espuma, deja que te abra los ojos
por dentro.

{¿y si nos dibujamos el cielo bajo los pies? ¿y si ahora piensas que quizás nos vimos, alguna vez, pero nunca llegamos a estar en el mismo lugar?
si estábamos sin ser del todo, si estabas tú, mirando desde no sé dónde
y estaba yo, sin saber aún hacia dónde miraba.
si alguna vez estuvimos rasgándonos los ojos, escalándonos, desde lejos, creyendo de manera profundamente lúcida o estúpida que hay que seguir subiendo, que hay que hacerlo,
por si hay algo más allá
de lo que vemos}

en fin, pequeño gigante, no more summer, deja las luces encendidas por si vuelves tarde, deshagamos en el ahora este equipaje.
{¿y si nos dibujamos el cielo bajo los pies?}

bienvenido a alguna parte, pequeño gigante.



lunes, 20 de septiembre de 2010

¨gris.





gris.
no hay agua.
aire.
los aviones están vacíos.
pesa tanto
el aire,
no sabes cuánto.
gris.
no queda agua.
no queda cielo.
tienes cangrejos en los pies, en los deseos,
en la mirada.
mancha en el cordón umbilical
que te conecta con el alma.

los aviones
están vacíos.

aire.
pesa tanto,
no sabes cuánto.
no puedes imaginarlo.
pesa tanto...
no es suficiente,
el mañana es urgente
y por eso no puedes
cerrar los ojos.

el vuelo se eriza
sobre el pecho.

podrías repetirlo
mil veces,
sistemáticamente,
porque así
es como se repite en ti.

hasta que un día la impaciencia agarre el cuchillo, lo acerque a su cuerpo y lo raje, de una tajada,
hasta que extraiga
su corazón, lo ponga sobre la mesa y
entonces, totalmente descarnada,
diga por fin:
ya basta.

gris.
quiero que llueva,
que este maldito techo de nubes
deje de retener el agua,
que llueva sobre esta ciudad,
sobre esta piel indefinida, tuya y mía,
sobre estas quemaduras
y estas luces,
que llueva.
quiero que te mueras
de vida;
muérete, muérete de vida, muérete ya, muérete ahora, ya basta, muérete,
muérete de vida, muérete
de vida
conmigo...

creo que ya no escribo
sino que
G R I T O.
G... R... I... T... O.
ya basta,
¿no?
muérete
de
vida
conmigo...


jueves, 16 de septiembre de 2010

¨bien viaje, Alicia...







no quiero:
esta mirada ciega,
palabra anudada a las costillas,
extracción de vida
latiendo sobre el mantel,
cada día.

no quiero el tiempo
moviendo sus piernas debajo de la mesa
y todos esos deseos
verticales a las estrellas
y a los rugidos del corazón.

no quiero escupirle al alma.
lo que quiero es inundarla.
quiero que aparezcas, que la llenes
y que nades también en ella.

quiero seguir
como si tuviera el derecho a hacerlo
e incluso la obligación,
como si fuera la heredera
al trono de algún (im)posible,
de algún (im)probable

y quiero seguir porque
no quiero marcharme
nunca, no ahora, no todavía,
al menos
hasta sentir que,
por fin,
he llegado.

hasta que, completamente
y sin más preámbulos,
pueda decir:
he llegado.

como si fuera la heredera de algún principio
que aún no se ha dictado,
heredera
de todas las luces
que están aún por encenderse.

sábado, 11 de septiembre de 2010

¨seguir y perseguir.



no quiero pronunciar una sola palabra
porque
sería como deformarle el alma
a alguna estrella
y lo tengo todo dentro, sabes,
este caos
girando como una lavadora
en el estómago,
pero
sin embargo necesito huir
entre vuelos de abecedario
y extraerme esta manda de luces
que tanto pesa,
que tanto empuja
que me dibuja
en la piel
el mapa
y
no puedo explicarlo
a nadie
no puedo culparte
de que tú tampoco lo entiendas
de que no estés
y sólo puedo estirar
estos infinitos brazos
hechos de deseos ciegos
y carreteras ascendentes
y sólo puedo
moverme,
no dejar de ir
a alguna parte,
no dejar que pare
porque, sea lo que sea,
no sé cómo,
no puedo permitirme
perderlo.


...lo digo totalmente desnuda,
escribiendo en la cintura
del papel en blanco.
no puedo permitirme
perderlo.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

¨electric shocks.




me duele
hay llagas en el cielo
y
la herida
se va agrandando
y
se escapa
el alma a pedazos
y nadie
nadie
puede verlo
y
me duele y no sé
cómo volver
he perdido
las llaves
de casa
y estoy en mi cama
con los ojos abiertos
pero me acuesto sobre
ninguna parte
y sé que
he perdido
esa sustancia
que sustenta las entrañas
y podría ser
y puede que eso sea
lo que más duele
y podría
seguir girando
en un abrazo
el resto de mi vida
girando
en espiral
pero me duelen
las líneas del círculo
y quizás
sólo quiera arder
y ver cómo se prende y se apaga
la llama
una y otra vez
y sentir el calor
y sentir algo
porque me duele
¿me oyes?
¿me sientes?
no importa
eso parece
qué más da
que duela
y se consuman
los trazos esqueléticos
del corazón
los ojos
sórbelos y digiere
mis recuerdos
porque no sé
qué hacer con ellos
qué hacer con tu nombre
qué hacer con los deseos
caducados en la nevera
y
qué hacer
qué hacer
no sé,
y vale, parece
que
no
que
nunca
hay nada más
¿tu mano
dónde
está?
me duele
este pedazo de aire
maloliente y envenedado
que me deja en la garganta
un sabor oxidado y
me duele
y
¿me oyes?
¿me sientes?
¿me oyes?
¿me sientes?
¿me oyes?
¿me sientes?
tengo un intermitente dentro
que me golpea
a modo de latidos
y que bombea
las horas y que
bueno...
que
me duele,
nada más.
¿y
tu mano
dónde está?
aborto de
esperanza
y gestación
de lagartijas
en el pulmón
y secreción
de la lágrima
gigantesca
y
lubricación interior
y
expulsión
de la lágrima-cíclope
que se tapa
bajo el cartón de la mirada
y
cada vez que amanecen los ojos
sorben
su rastro y
la callan
y la encierran bajo
los párpados, la córnea,
el maldito hogar
de la lágrima-cíclope
y descargas eléctricas
de agua
y de
vacío
y
de nada
y
nada
nada
nada
al final
siempre queda
nada
y bueno, que...
me duele
y nada
más.


por cierto...
tu mano,
¿dónde está?

lunes, 6 de septiembre de 2010

a place where I feel at home.




no sé dónde está el principio
pero necesito encontrarlo.

creo que estoy respirando
en una bolsa de plástico
creo que
he caído desde alguna parte
creo que
alguien ha apretado el botón de pause
creo que
hay cosas que te cambian para siempre, 'cosas', sí,
creo que
me han tapado los oídos
que ya no soy capaz de escuchar nada con sentido
que necesito el grito definitivo para poder continuar
o para empezar
creo que
tengo la pólvora en los ojos
creo que todavía no soy yo hasta que tú tampoco estés
todavía no estoy yo
todavía no todavía no, lo sé,
y tengo el corazón grapado
con palabras esperanzas equilibrios distancias
y todavía no está, tú, yo, eso, no está
y cada vez duele más el todavía,
cada vez es más grande y
más pesado y cada vez te hace sentir
más pequeña te da latigazos
como los cortes entre letra y letra, ¿v
e
s?
y creo que
necesito el grito definitivo para volver a retomar el camino, nadie sabe
cuánto lo necesito,
creo que necesito un silencio de los de verdad
extendido en el calendario,
creo que te necesito a ti,
a lo que quiera que arrastres sobre mi vida cuando estés en ella
y creo que
me necesito aquí,YA,
creo que nunca ha sido tan urgente, nunca ha sido tan verdad,
creo que
necesito ese lugar
creo que
lo necesito
y lo necesito
YA.
creo que esto que me escuece en la boca es un pedazo de vida quemada sobre las mejillas creo que no quiero tragar ni una pizca más de realidad hasta que eso que nunca empieza deje de acabar creo que quiero una oportunidad creo que es hora de dejar de masticar las alas creo que quiero devorar alguna estrella creo que quiero existir un poquito sobre tu espalda y morir un poquito en ella creo que quiero dejar de avanzar de este modo con las manos agarrándose a una sombra con las manos rastreando el cuerpo hueco de las palabras creo que no puedo escuchar nada que estoy agachada sobre el vientre de alguna mirada rajada creo que estoy al borde de algo creo que he dejado de escuchar creo que sólo quiero seguir escuchándote creo que estoy temblando en el centro de este huracán de hielo creo que hay algo que vaga entre la gente y que vaga perdido y creo que la luz siempre acaba escondiéndose en otro pasillo y creo que
creo que
(¿dónde demonios está el principio?)
lo necesito...



there is a house built out of stone

wooden floors, walls and window sills

tables and chairs worn by all of the dust

this is a place where I don't feel alone

this is a place where I feel at home...


and I built a home for You

for me

until it disappeared.

(from me

from you)

and now, it's time to leave and turn to dust.





lunes, 30 de agosto de 2010

¨ it's never been like THAT.





es posible que eso que cambia
se convierta en realidad
en lo que debería
haber sido siempre.

lo imposible
sucede a veces.

no me hagas decir nada, no me obligues
a continuar, a seguir
removiendo las cenizas del futuro
cuando estemos tan desnudos
en el ahora
y el mañana solo sea una mancha ciega
que nos mira desde el calendario,
una nota intercalada con cada suspiro
del tiempo y sus ecos,
un improbable que calla
a los pies de la cama.

it's never been like that, cuando nos choquemos contra cada esquinita de realidad
y sólo sea una parte más de la geometría del sueño,
entonces desapareceré,
querré detener esa válvula de luz, lo sé,
querré fundirme con cada una
de esas porciones de nada
tan mágicamente cotidianas, distorsionadas
y a la vez increíblemente perfectas,
increíblemente inmortales
durante unos instantes.

querré arañar el tiempo para dejar alguna marca,
una herida de magia en la piel de una palabra callada,
querré torcerle los tobillos al mundo
para que deje de girar
y poder continuar respirando así,
así, viviendo como locos,
así, latiendo como locos
sobre alguna cima invisible.

querré resbalarme en ese justo instante
donde se detienen las horas
y comienza a avanzar con rapidez
eso que llaman aliento o simplemente
una forma de nacer de nuevo.

ahora sabes que había sido necesario eso:
perderlo, deshacerlo, ir desordenándolo todo
hasta convertir la vida
en un montón de piezas revueltas sobre el corazón
con las que ir edificando el cielo,
la reconstrucción.

y será necesario, quizás en ese mañana inmóvil,
cerrar los ojos y dejarse caer
y que caigas, que caigas gota a gota,
y esboces la cascada en ti
y, tal vez, tal vez,
derrames el principio
con dulce violencia
sobre mí.

es posible estar más cerca
de todos eso que no has alcanzado
porque quizás, quizás,
esta vez no intentas agarrarlo con las manos,
quizás porque tienes
el pecho abierto y los ojos cerrados

y es posible que eso que cambia
se convierta en realidad
en lo que debería haber sido siempre.

es posible
que lo imposible
suceda a veces.

sábado, 28 de agosto de 2010

ojos de niño.





era abril. eras tú.
era un principio, de esos que te estallan entre las manos. lo recuerdo muy bien porque puedo sentirlo, porque no es una imagen, sino un palpitar sobre las nubes y los amaneceres que ahora regresa a mi vida.era una canción, el preámbulo de un poema que continuaría escribiéndose hasta ahora, por encima de los meses y las quemaduras y los silencios y los instantes entintados de azul, encendiendo los versos a puñados.

era abril. eras tú, era un 'para ti' en cada pellizco de ilusión, en el temblor de la primavera, en las fotos de césped, en el verano y su aliento indeciso, era tu voz, esta vez sí, al otro lado, era tu abrazo y eras tú de nuevo, tú, aferrándote a mi pecho, sin poder irte del todo o volviendo a reclamar tu espacio, tú, inesperadamente, fogonazo entre mis dedos, tú y el teléfono y yo mordiéndome el alma y maldiciéndome el pelo y eras tú, y estabas ahí, primer y último baile, palabras sobre el oído, tú, cómo explicarte que ya había sentido eso antes y no quería volver a sentirlo,
el corazón conducía mientras tú te ibas, y te ibas y te miraba por su espejo retrovisor, y te ibas y salía el humo por el tubo de escape de ese maldito corazón, te ibas pero regresaste, como si ese regreso formase parte de la partida, como si ese regreso fuera la introducción al verdadero regreso, al definitivo, a que regresaras, a partir de entonces, dentro, conmigo.

pero esta vez no quiero que te alejes, no quiero el mismo final, quiero un final diferente o simplemente un principio, quiero dejar la ciudad a oscuras, que nos traguemos tú y yo toda la luz de golpe,'quiero enseñarte todo lo que no conozco, coge mi mano, agárrame fuerte, no necesitamos nada más', quiero que claves la yema de tus sueños en mi espalda, deja que el tiempo remueva las palabras (yo nunca tengo la adecuada, no necesito encontrarla, quiero escribirla con la mirada).

quiero que me abraces ácido, dulce, magnético, volcánico, tú y tus brazos
y tener la oportunidad de mirar
con otros ojos: los tuyos y los míos.

quiero mojar una medialuna en el corazón de la madrugada, quiero sentir tu voz tan dentro que me arranques todo lo que tengo, que todo empiece de nuevo, que grite la noche y nos arropen las aceras y rujan las estrellas, quiero que aparezcas, como un escalofrío, con la estampida por dentro, con el tobogán dibujado en tu boca, con la escalera hacia alguna parte, con tus aviones de papel, con tu propio diccionario, con tu manera de mover la cabeza y desordenarte el pelo, de apretar los labios y sonreír y entornar los ojos haciendo que tiemble una fracción de mi alma, te quiero a ti con tus ojos de niño, con tu paraíso de agua, con la noria en tus pupilas
(creo que he visto en ellas una espiral que brilla)
y sólo una cosa, por favor: bébete los días, arrástralos contigo.

primavera y verano, azul, abril, mayo, tú,
eres esa porción de mar dibujada entre el resto de la gente, eso que invoca otro lugar,
otro despertar,
ese recuerdo
de todo lo que aún
no se ha vivido.

quédate esta vez, mírate,
he dejado la llave en ti
por si ves esta puerta
y la decides abrir...

(¨pero quédate, ahora, tenemos todo el tiempo necesario.
esto también, a veces, es la ciudad.¨)



miércoles, 25 de agosto de 2010

¨si me acuerdo sólo puedo sonreír...



(y empieza el vuelo
tanteo con la mirada
buscando una inmensa línea en el cielo
que separe
lo que ha sido
de lo que será).


¨te necesito.
busco en ti la entrada
o la salida (de emergencia) permanente,
si eres un segundo cielo, una trampilla en los pies de la luna,
una palabra que parpadea en el costado, desnuda,
cuando los poemas desaparecen,
si eres eso, la señal, la casualidad, la entrada a cualquier lugar
que no conozco
y deseo habitar.
te necesito
sin necesitar que estés, que me busques, que me nombres,
sólo que de vez en cuando me añores,
que te acuerdes de mí al ver pasar los aviones,
y me pienses, a ratos,
dibujándome en la bóveda celeste
como yo te he dibujado
(tantas veces)
con la tinta de las líneas en el cielo,
de mayos
que tiñen septiembre.


domingo, 22 de agosto de 2010

París está en el espejo...



no sé por qué es tan frecuente, últimamente, que la esperanza me de patadas en el vientre y me diga que deje de preguntarme, que deje de pensar en todo lo que he ido perdiendo, en lo que no he conseguido, que aquí eso ya no importa, que el alma va a empezar a rajar ese lugar en el que solía agacharse y permanecer a oscuras, que va a salir, sin más, que va a empezar a girar, con fuerza, con rapidez, a dar volteretas como si pudiera agitar con su movimiento la vida, como si pudiera expulsar en un sólo pestañeo, justo en el preciso, todo lo que ha ido reteniendo en su interior.
y cada vez parece más real o más dentro del sueño, aunque a veces se pierda levemente el sonido de sus primeros ecos, cada vez te duele más el cuerpo, es un
dolor precioso, es el caos resposando en ti, el aullido de las madrugadas que llevan tu nombre grabado en sus costuras, cada vez el sonido es más perceptible, la corriente de quizases, el fósforo prendiéndose, cada vez crees que estás más cerca del acelerón definitivo, pese a la duda, pese a los charcos que el miedo deja para que nos resbalemos, todos los que saltaremos.

ya está, te extraes el alma y la colocas sobre la tierra, rodeada de humanos, de rutinas, de ilusiones, de oscilaciones torpes.
te extraes el alma y no exiges nada, sólo esperas que continúe vibrando, que continúe el tráfico, que se acelere el pulso, que todo eso que parece estar arrancando la nada y poniendo algo inmenso en su lugar siga su tránsito, que sientas al final (no el definitivo) de este primer recuento que todo este todo que puede parecer nada, va a merecer la pena.
sólo esperas sentir que era cierto el sentimiento, que no te equivocabas
al creer que algún tipo de encuentro
estaba señalando el camino.
mírate los dedos, manchados de cielo.
París está en el espejo...

jueves, 19 de agosto de 2010

¨colisión estelar.




¨entra

un pie y otro

no es tan difícil.

se abre el telón, no puede

ser tan difícil.

un pie, otro, abre los ojos.

contruiremos
el hogar
en una estrella.
entra, hay una ventana
en unas manos ajenas, hay un verso de cristal en mis venas, una llama de mundo que arde en la sangre, entra, como entra este aire y los segundos, bajo la ropa, se deshacen, entra, tatuado ya el calendario, el reloj de arena, entra, con la luz y la sombra, con el hielo quemado en la palma de las manos.
entra, un pie y otro, no lo es, no puede ser tan difícil.
es hermoso,
el sudor, el motor
en la garganta, el calor,
el temblor, los raíles huyendo hacia el cielo,
el boceto de fantasías, la esperanza y todos sus sinónimos,
la vida y cada uno de sus latidos, de sus golpes secos contra el pecho,
el estremecimiento, el sonido del agua, esa ventana abierta hacia no sé dónde,
desde la que puedo mirar
con los ojos cerrados.

no es tan difícil. entra.
construiremos
el hogar
en una estrella.

martes, 17 de agosto de 2010

'lo ilusorio es poéticamente más verdadero que lo real'.





de repente tienes la sensación de que toda tu vida ha sido un prólogo.
creo que aquí empieza mi primer capítulo. o no sé, puede que empezara hace algún tiempo pero... ahora, conforme pasan los días, conforme algo está más cerca, conforme continúa la maravillosa, desordenada a inevitable búsqueda,
soy más consciente de ello.
se acaban los prólogos...


tengo el cuerpo agujereado de sueños
y sueño
entre calada y calada de realidad
sueño
y esto que a veces siento
que a ratos soy consciente
de notar golpear mi pecho
de contaminar de paz mis venas
es la Vida.
sea lo que sea esto
quiero seguir dentro.
sea lo que sea esto
es lo que quiero.

domingo, 8 de agosto de 2010

principio de incertidumbre.




me siento extraña.

quizá porque siempre he pensado demasiado, porque nunca pensé que podría sentir de esta manera, que podría hacerlo de esta manera, que podía ser de esta manera. nunca creía ser capaz. siempre creí ser capaz de pocas cosas, pero eso está cambiando.
esta vez me basta conmigo, esta vez el ciclón de sentimientos es tan brutalmente fuerte que me empuja, me empuja, me empuja, me grita, me come, me arrastra, me despedaza la piel y el pensamiento, me teje, me viste, me agita, me recompone, me cose, me bebe, me agujerea, me llena, me eleva, me impide estar quieta y mucho menos retroceder.

me siento extraña porque escucho música las 24 horas del día, porque ahora tengo la música dentro, todas las malditas y estúpidas y más bellas canciones dentro, y no paran de sonar.
puede que todas esas canciones no sean más que los acordes del mundo, cada nota que mi alma está susurrando, convertida en canción, ininterrumpidamente. estoy descubriendo que el alma no habla, nunca, que los sentimientos no hablan, nunca, que las entrañas no hablan, que lo más puro, lo más descarnado y, sobre todo lo más auténtico, no tiene voz. tiene música.

puede que todas esas canciones simplemente sean mi propia voz, puede que me esté escuchando a mí misma por primera vez. y sobre todo, por primera vez, estoy dispuesta a dejar que la música siga sonando.



'este puede ser un buen principio. principio de incertidumbre...'




ella me miró y me preguntó

¿lo hiciste?

¿lo hiciste?

¿lo hiciste?

miércoles, 4 de agosto de 2010

la obsesiva necesidad de ir siempre hacia adelante.



no tengo ni idea de dónde estoy, no sé ni siquiera hacia dónde quiero ir. o puede que sí lo sepa, pero desconozco el para qué. busco. sé que probablemente sea dar vueltas en círculos, sé que quizá me equivoque, pero prefiero chocarme contra mi propia pared de ilusiones antes que contra el vacío. busco. necesito moverme. necesito el movimiento. necesito esa búsqueda, basada en un aparente azar. tengo un huracán por dentro, tengo miles de dudas y casi ninguna certeza, tengo muchas canciones pendientes, muchas miradas, muchas palabras huérfanas, muchos pedazos de sueño y de realidad por explorar.

quién sabe... simplemente por esas dos palabras, simplemente necesito el movimiento, sin pensar mucho, sin que nada tenga mucho sentido... ojalá el mundo entero pudiera cerrar los ojos y sentir, sentir como un niño, con el alma en la cabeza, con el alma como piel, simplemente sentir, sentir al menos durante unos instantes. ojalá todo empezara desde cero, ojalá tuviera mi principio. ojalá exista esa posibilidad... quiero mi oportunidad. sentir, sentirte, sentirlo, hacerte sentir, hacer sentir a la vida, hacer sentir a todo aquello que me rodee. tengo tantas cosas dentro... tengo el huracán, sólo necesito ese momento adecuado para hacerlo estallar.

y de fondo hay algo que me dice: quién sabe...
quién sabe...



un desierto es un espacio, y un espacio se cruza.

domingo, 1 de agosto de 2010

puto corazón.





no peso nada.
puto corazón, puto corazón, puto corazón...déjalo latir.

no peso nada.
estoy hecha de sueños y de aire, a veces creo
que sólo tengo eso, sueños y aire, aire y sueños.
no quiero que se escape...
tengo miedo de acercarme y
que se desvanezca, de que te hagas sueño y aire, de abrir los ojos
y despertar antes
de llegar al final.

puto corazón, puto corazón, joder,agárralo
con fuerza, se me resbala del pecho, se me resbala del cuerpo,
se me va, quiere irse lejos, siempre,
quiere estar lejos, qué le digo, retenlo,
retenlo tú si puedes, clávale los dientes,
puto corazón
no conoce la gravedad, las escalas, el tiempo.
sueños y aire, y tú en medio, en medio de esto,
qué hago contigo, te reservo
una habitación en mi vida, te prometo
que el límite no será el mundo, te prometo
un universo, una palabra nunca dicha, te prometo
un milagro, un buen puñado de días azules, de horas, de segundos,
te prometo todo lo que no tengo, cambiaré de rumbo,
todo, quiero que sea tuyo, tuyo, no me importa quién seas, no me importa quién he sido
hasta ahora, quiero que te lo lleves,
llévatelo todo,vacíame, todo tuyo, todo tuyo,
sácame esto que tengo dentro,
tengo prisa, es urgente, no pueden entenderlo...
llévatelo, ¿sabes?quiero llenarme de nuevo, quiero el principio, lo quiero.
lo necesito.
vacíame,no dejes ni un sólo resto. esa ya no soy yo. eso ya no lo quiero, no lo quiero dentro.
no es mío.
aráñame el alma, rápido,como si le arrancaras al mundo una canción,
hazlo, de una vez, vamos, entra.

no peso nada. sueños y aire, aire y sueños. ¿recuerdas?
puto corazón, puto corazón...aquí lo tienes.
llévatelo también. llévatelo lejos de mí.
sólo te pido una sóla cosa: déjalo latir.
aquí, quiero el principio. aquí, ahora, aquí....

jueves, 29 de julio de 2010

de 1 trago.




las sirenas sonando, el Metro y su estruendo,

ruidos en mi honor,

millones de ruidos sonando para mí,

convertido en el Señor de los Ruidos.

vierte el hielo en mis manos, en mi boca, amor mío,

haz ruido en este cuerpo sin honor.

yo no sé nada, no ves que no sé nada,

no tengo una puta palabra que decir.

no hablo, no digo nada. no sé nada.no pienso nada. nada sé. nada.

no me hables. no me preguntes.

no quieras que diga cosas sensatas...

(..)yo no sé nada, pero adoro cosas,

adoro cosas, odoro el aire, adoro,

yo no sé nada, adoro cosas.(..)

y me ardía la garganta, el páncreas, la luz,

pero me dio finalmente igual, porque estaba feliz

y no me preguntes por qué,

porque lo sé.

como si me hubiera convertido en dios,

en el gobernadorde la tierra,

y mordía toda aquella carne,

y pedí más cocacola

y aquellos chinos nunca habían visto algo igual,

tráeme más pollo picante, más noodles, más chinas, más cocacola,

me voy a beber toda la cocacola de nueva york,

acabaré con toda tu carne.

me beberé este restaurante,

me beberé el mundo, las ciudades, las almas, las catástrofes.
(mágico Manuel Vilas)

domingo, 25 de julio de 2010

serendipia.


¨amamos la sacudida inesperada, el violento encuentro del azar

postrado en las mejillas de un instante eterno.


algún día desharé todo este viento

para que dejes de ser aire, sólo aire, solo aire.


te daré cuerpo, te daré tiempo, te nombraré sin palabras.


te quiero a ti, hecho de azules, de luces blancas, de caos, de huidas,

de quizás.

porque sí. por mí, por nada, por todo, sea lo que sea.

por el quizás.

¿a partir de ahora?

serendipia, serendipia, serendipia, serendipia, serendipia,
serendipia, serendipia, serendipia...
¨

viernes, 23 de julio de 2010

a ciegas (por una vez).






'cerré los ojos y empecé a desear con todas mis fuerzas lograr de una vez por todas convertirme en la que era'.



¨algún día, puede que muy lejano, lograré entenderme, lograré entender todo esto que siento y lo que incluso ignoro sentir.
algún día, puede que más lejano aún, lograré entenderte.
algún día lograré entender el porqué, por qué quiero llegar hasta el final sin saber siquiera dónde se trazó el comienzo, por qué me basta con el vaivén, con las siluetas, con los contraluces, por qué necesito anudarme este deseo a los ojos y vagar por la realidad con él, por qué necesito desordenarlo todo, por qué necesito correr, correr tanto, con tantas ganas y a la vez con tanto miedo, pero que no importe, que importe más todo lo que quiero que aquello que tanto me asusta, que desconozco.
porque puede que lo comprenda, puede que ese 'algún día' llegue pero, de momento, me basta con este ahora donde no comprendo ni quiero comprender absolutamente nada.
quiero sentir. a ciegas, sentir, que se me erice el alma, sentir.
a ciegas, por una vez. por ésta.

martes, 20 de julio de 2010

dicen que dentro la luz brilla más.



¨quiero beberme todos los azules.
ahora que la vida se me abre por la mitad
y emergen los sueños
ahora que el tiempo flota en la superficie
condenado al destierro
exigiendo el avance inmediato
de la marea.


'trataste de evitarlo'.

pero ya no.


no, porque no quiero navegar

quiero ser yo

quien cruce el mar

quiero nadar quiero nadar

hasta lo más profundo.


dormiré sobre una estrella de mar

dicen que dentro

la luz brilla más...


no quieres evitarlo.

no, nunca más.


dormiré sobre una estrella de mar

dicen que dentro

la luz brilla más...