martes, 27 de diciembre de 2011

¨no hablemos de salvarnos: hagámoslo.

cualquier noche de estas,
cualquiera,
cualquiera de estas noches
azules y mortales
el mundo explotará
entre tu cuerpo y el mío

y créeme, entonces
tendremos la oportunidad
de crear
con esas cenizas
un mundo propio,
una noche más infinita, más azul,
basta con que digamos
un par de palabras,
o mejor aún,
que nos las arranquemos todas,
que digamos
nada,

y será cualquiera,
cualquier noche de estas,
de estas noches azules,
será cualquiera,


cualquier noche de estas
vamos a salvarnos,
cualquier noche de estas
la salvación explotará
entre tu cuerpo y el mío.



lunes, 12 de diciembre de 2011

instrucciones de desuso.



c'est tout
dijimos
con la página en blanco
chorreando por las comisuras de la boca.

estamos suspendidos
sobre ese eterno segundo 
que jamás existió.

(ya he estado aquí antes,
sé de lo que hablo)

conozco cada movimiento hueco y vacío,
la mecánica espera,
la respuesta seca en cada silencio.
no necesito seguir fingiendo,
me pongo de rodillas para lamer
la luz derramada y sus restos.


(ya te he dicho que conozco todo esto)

debería alguien demostrarme
que la vida es algo más
que esta silueta entrecortada
moviéndose entre mis manos.

pero
apártate, no hace falta que me guíes,
conozco de memoria el camino 
hasta la puerta de salida.
sé de sobra que
aquí dentro
ya no queda nada.

jueves, 8 de diciembre de 2011

alas de mosca.



blanco y tungsteno.
recorre un frío pasillo,
una eterna línea recta
hecha de espirales.

nunca hay mucha diferencia.
la luz de hospital le alumbra la piel
de sus 21 años
y en sus ojos
también hay luz


pero también es artificial
-aquí tampoco tienen cura
para ti, aquí tampoco,
sigue buscando-.

la habitación 605 se cierra,
da igual si es de noche o de día
nunca hay mucha diferencia.

nuevas agujas
en las mismas semanas
de días sin resurrección.
un silencio seco 
duerme sobre el mostrador
-aquí tampoco, para ti 
no hay nada,
aquí tampoco-.
las moscas se chocan 
contra el cristal de la sala de espera.

se duerme sin beso de buenas noches
y cierra los ojos,
dicen que mañana
será otro día
-aunque amanezca sin alas-.

cierra los ojos
deseando que mañana
sea otro día.

martes, 6 de diciembre de 2011


arráncame el reloj, la ropa, la piel, 
la cordura, la espera, el miedo,
empieza por arrancarme 
todo lo que no tengo

se me hace tarde, de nuevo, 
tan solo quedan
tus ojos frente a los míos,
y estas terribles ganas de salvar el mundo
desde tu boca,
desde dentro
de ti

tan solo queda
un fósforo que se quema entre los dedos
dentro de esa Ciudad que está dentro de esta,
esa ciudad que aún nadie ha descubierto,
esa Ciudad
nuestra

tan solo queda 
un poema que se te ha clavado dentro,
te miro y lo veo,
si me dejas te lo extirpo por completo día día,
poco a poco,
con los labios, con el alma, con los dedos,
puede que todos los versos
estén en ti

puede que el poema perfecto
tan solo pueda escribirse
entre dos cuerpos.



miércoles, 23 de noviembre de 2011

allí está ella.



(tres)

A veces queda una luz encendida en toda la ciudad. 
Una muñeca rota en el suelo, una gota de lluvia sobre el dedo anular, 
un carrusel encima de la libreta, un mapa del mundo hecho para dibujar,
un círculo polar en la distancia que nos separa,
una palabra que quiere subirse al avión, 
un billete de ida perdido en algún cajón,
un 'buenas madrugadas y adiós', 
de nuevo, apuntando
hacia el corazón.


A veces queda ella. En mitad de nada, dentro de nadie.
Se afilan los versos. Las palabras tienen sangre.


Queda ella y arrastra bajo la piel
un escenario gigantesco.
Abre el telón y recita su texto:
'Cierra los ojos y grita, grita, grita, grita, 
solo me da miedo el silencio, tengo miedo a que sigas callando,
que te anudes los labios a ese cielo que no alcanzo,
grita, dame alas, grita, haz que explote todo
si todo 
está a punto de acabar, 
grita, grita, grita.
¿A qué demonios estás esperando?
Grita, haz tuyas las vocales, las sílabas que arden,
los puntos finales, la tinta azul,
grita de una vez, deja de contener
todo este aire, grita y haz que esto
pertenezca a alguien, grita, grita,
grítame y préndele fuego al papel".

(dos)

Se cierra el telón y la vida
sigue recitando su historia:


Recogen los vasos sucios, se amontonan las canciones,
 los deseos y las noches sobre la barra del bar, 
se amontonan las voces que dicen "hay que cerrar"
 y ella agarra las palabras, el bolso, la esperanza,
ella le da un portazo a algún sueño y se vuelva a largar,
entonces se mueve con prisas
entre algún tipo de huracán, se mueve entre una voraz lucha de vidas y labios que se buscan,
allí en mitad de nada, en el centro de nadie, 


allí está ella mientras todos bailan, quizás él la mira, quizás él la observa y ella se da cuenta, 
pero de nada sirve, piensa, nada de eso importa 
si  alguna estrella abre las piernas y entonces y de repente la luz se aleja, 
siempre brilla más lo que parece estar menos cerca, 
si pudiera decirle:
 'eh, arráncale la falda a esta sombra y fóllate mi tristeza,
ya ves, solo ahora sé que nos brillaba el caos, la lejanía dentro de una misma habitación,
 los kilómetros entre tu voz y mi voz, el último trago de una copa 
que retrasé para detener el tiempo entre tú y yo'

(uno)

pero 'larguémonos ya' decían las agujas del reloj, 
y se repite ese momento, esa hora en la que se sacan las llaves, las entrañas 
y se vomita el alma sobre el asfalto, 
y reaparece ese silencio, y se aprietan los recuerdos, la piel fría del otoño, el dedo meñique buscando tus dedos,
reaparece la distancia, el charco de palabras, 


y se van,
aunque ella no quiera marcharse y solo piense en volver atrás,
aunque conduzca por las mismas calles y todo resulte conocido,
los mismos carriles que se inundan de rimel corrido, las mismas farolas que se convierten en ojos, y lo mancha todo, todo, 
cambia de marcha 
y vuelve a mancharlo todo, todo, 
todo se mancha con carmín rojo, 


se va, se va hacia el borde de otra madrugada, se va con la voz interior que siempre preguntaba "¿estamos llegando ya a casa?", 
se va con el latido frío y silencioso que creía haber encontrado en tus ojos un atajo hacia alguna parte, una puerta de llegada... 
y que aún no sabe si se equivocaba. 

( )
CERO.

Llega a casa.
Y entonces enciende la última luz artificial 
de toda esta puta
y hermosa ciudad.
Allí está ella, 
de nuevo.







lunes, 14 de noviembre de 2011

¿quién habla de poesía?

léelo de forma distinta:




video

lunes, 24 de octubre de 2011

no dejes de mirarme, extraña criatura.





3, 
2,
1,
estoy aquí.


puedo sentir el aplauso
mientras se prende la vida ahí fuera,
mientras vuelven a acorralarnos
los silencios, las rutinas, los amaneceres,



3, 
2,
1,

estás aquí, puedo sentir
tus ojos sobre mí, extraña criatura
y sólo sé que no quiero
que dejes de mirarme,


aguardo
el ardiente milagro
abriéndose entre los días,
extraña criatura...

hay algo en ti
de gestos conocidos, 
de manías,
de explosión
repentina,


no dejes de mirarme,
extraña criatura...

seas quien seas 
y sea lo que sea esto,
puede saltar hasta aquí,
que venga y nos arranque
de todo lo que somos, 
que nos arranque de nosotros,
sobra todo, 
el miedo, el exceso
de realidad,
es el momento
de darnos movimiento,
de escapar hacia la luz,


quiero nuevas eternidades,
tendré nuevas formas
si tus ojos moldean,
por pequeño que sea,
algún pedazo de mi mundo.


si tus ojos se quedan
puede que lo entienda,
y puede que, ojalá,
este vez no me equivoque,


mírame, no dejes de mirarme,
aguardo 
algún tipo de milagro
en ti,

extraña criatura.






(estoy muy perdida de los blogs, tengo muchas lecturas pendientes! un abrazo y mil gracias a todos los que sigáis por aquí)

miércoles, 19 de octubre de 2011

mala educación.



tengo un botón descosido en el pecho

tus ojos
tiraron de él,
todos los hilos giran
bajo tus párpados

la vida no ha frenado,
no supimos detenerlo,
el tiempo no tuvo educación con nosotros

el problema son los calendarios,
la absurda sumisión de las palabras,
el hábito de la esperanza
que se pospone,
el motor encendido
que va quemando
futuras vidas posibles

¿cómo voy a seguir amando?

voy a amarlo todo

voy a amar
nadie

no nos tuvieron respeto
ni el tiempo
ni la palabra

(perdona, creo
que me estás pisando
un pedazo de alma).

miércoles, 12 de octubre de 2011

rebañarse el corazón.





hay una llama que se desliza por mi espalda,


un humo azul que se aproxima hacia mi nuca,






¿qué fue eso?


esa explosión que nos cambió la vida


y se empeña en dejar sus cenizas






¿qué fue eso


y


cómo logró colocarnos en el punto exacto,


haciéndonos sentir entonces


que no queríamos estar


en ninguna otra parte?






¿qué demonios fue eso


que por momentos


nos llevó hasta alguna especie de hogar,


quizá


hasta nosotros mismos?






¿qué fue eso?


preguntas 


mientras


te rebañas el corazón.

martes, 27 de septiembre de 2011

piel urbana








el poema sin fin 
tiene una piel urbana
hecha de cuerpos desnudos
que vibran
y se asfixian
y se arañan
(cuerpos que contienen la bestia)

sudor espejismo
avance ciego 
reverberación
adiós

cuerpos desnudos
que se liman su condición humana
y se otorgan eternidades, escapadas,
cuerpos que se destruyen
y se rescatan 
(cuerpos que contienen el milagro)

alcohol luces muertas túneles entre los labios
paraísos instantáneos
choque explosión electricidad
adiós

el poema sin fin se alimenta
de cuerpos que buscan espejos
en otros cuerpos,
cuerpos desnudos
que laten
contra el reloj

el poema sin fin se vacía 
y está lleno, únicamente,
de cuerpos que dicen,
a veces:

eh,
 me bosteza la piel,
 no siento nada, nada es
 capaz de despertarme,
 sólo abro los ojos
 si me roza 
 algún resplandor,
 un pequeño chispazo de vida
 que de repente decida
 deshacerse en mí.

                                                    


sigue la historia por aquí:
 K  

sus maneras de (des)ordenar el mundo



miércoles, 14 de septiembre de 2011

auto-rescate, Bonaparte.



te arrastras por las habitaciones,
desabrochando cuerpos,
para encontrar
la paz

tengo un plan
(para escapar 
hacia adelante):
voy a hacerlo mío,

olvídate 
de mi piel, mi nombre
y mi enciclopedia vital,
no voy a salvar 
el mundo,

Bonaparte, estoy aquí
para salvarnos
de nosotros mismos,
¿es suficiente?

voy a hacerlo explotar.

y que todo comience.



sábado, 3 de septiembre de 2011

menú de inicio.



hagamos como la vida:
lleguemos hasta el final
construyendo en el camino
indefinidas formas de empezar de nuevo
porque vivir es eso, ¿no?
un solo final
un eterno comienzo.



*hace unos cuantos meses que conocí a estas locas y mágicas personas (ambas cosas suelen ir unidas) de La Rebotica. desde entonces, mensualmente, nos reunimos en un céntrico bar de Málaga llamado La Botica para compartir música, poesía y otros desvaríos. conforme más me paso por allí, más voy encontrando un hogar propio entre ese escenario, esas luces, oscuridades, voces y latidos ajenos. si vais por Málaga, ya sabéis por dónde tenéis que ir. aquí os dejo unos cuantos videos recientes: 


todo está lejos:




*para los que siempre llegamos tarde:   



martes, 30 de agosto de 2011

microvidas y otras formas de existencia inevitables.

 
 (mayos que tiñen septiembre)



es inevitable.
hablo de sentir,
de sentir todo esto...

hablo de mí,
de sentirme fuera,
de sentirlo lejos,
hablo de ti,
de echarte cada vez más
de menos,
hablo de sentir,
inevitablemente,
todo esto.
es como el calor
que se va despegando de los días
al llegar septiembre,
inevitablemente,
como eso.




*Kirmen Uribe- Mayo.
Mira, ha entrado mayo,

ha extendido su párpado azul sobre el puerto.
Ven, hace tiempo que no sé de ti, 

se te ve tembloroso, como esos gatitos que ahogamos siendo niños.
Ven, y hablaremos de las cosas de siempre, 

del valor que tiene ser amable, 
de la necesidad de arreglárselas con las dudas, 
de cómo llenar los huecos que tenemos dentro.
Ven, siente en tu rostro la mañana, cuando estamos tristes, todo nos parece oscuro; cuando estamos fuertes, el mundo se desmigaja.
Cada uno de nosotros guarda algo desconocido de las vidas ajenas, 

sea un secreto, un error o un gesto.
Ven y pondremos verdes a los vencedores,
saltaremos desde el puente riéndonos de nosotros mismos, 

contemplaremos en silencio las grúas del puerto,
Porque estar juntos en silencio es 

la mejor prueba de la amistad.
Vente conmigo, quiero cambiar de país, 

dejar este cuerpo mío a un lado
y meterme contigo en una concha,

con nuestra pequeñez, como los bígaros.
Ven, te espero,
continuaremos la historia interrumpida hace un año,

como si no tuvieran un círculo más
los abedules blancos de la rivera.

 
 
 

domingo, 21 de agosto de 2011

¨equipaje permanente.




hoy, haciendo la maleta,
he encontrado un vago resplandor 
anunciándote
en todas las cosas, en todas las vidas,


y debo advertírtelo:
deja de ser en mí
(si puedes)
o abre todos los pliegues,
succióname el cuerpo, el tiempo,
los restos de palabras,

sólo tu boca aplaca este sudor de vida
que va encharcándome el alma,

rómpelo todo
YA
o
si vas a quedarte
espera, espera,

(ya casi
estamos ahí)

espera
un poco más,

(¿bastaría una palabra? )


espera un poco más,
espera si entiendes
mis preguntas,

(¿bastaría una palabra?)

dime si tengo
alguna respuesta

(¿bastaría una palabra...
o dos?)

dime si alguna respuesta
soy yo,

espera, espera un poco más,
revienta los susurros,
tráeme el grito


y con él
la paz.

miércoles, 17 de agosto de 2011

(cansada.)



cansada,
me siento como un niño
destinado a soñar con la distancia,
con todas esas cosas que no atrapa,
que no roza
ni siquiera de puntillas,
me aburren los mismos nombres
los escaparates
las líneas rectas
los espacios vacíos
las bocas llenas
de nada
los mundos habitados
por nadie.
necesito saltar
al otro lado,
a todo eso que está más allá
de mí,

todo lo que ahora
alcanza a ser todo,

todo lo que ahora
no alcanzo.





* cedamos la palabra:

 

La verdad no es un punto de partida - Luis García Montero

Si digo claridad con voz nocturna
y los amaneceres se contagian de tarde
no es que renuncie a nada, ni siquiera
sucede que me buscan las sombras de lo incierto.
Es que todo ha vivido hasta llegar a mi,
y conmigo se afirma,
como una copa llena, la rosada
complejidad del mundo.

No camino al dictado de una sola presencia.
El porvenir es largo igual que lo perdido.

En la palabra Sur puede caer la nieve.
El Norte ha congregado en su pupila
una lluvia de arena y un desierto.
Los síes de la boca
sirven para negar lo que afirmaba
el no de los naufragios,
y el mar es tan doméstico
que se parece a un beso en la cama del niño
destinado a soñar con la distancia.

Príncipe de la nada,
mendigo de las cosas, yo lo sé,
sincero como el tiempo de la búsqueda.

Todo es así más débil, más despacio,
menos seco en la rama de los árboles
y mucho menos amarillo.
La verdad no es un punto de partida
como piensan los puntos cardinales.

Por eso escribo para que me lean,
y cuido las palabras, y persigo
la realidad en sus significados,
y procuro en el orden de mis ojos,
en la prosa del mundo,
que el realismo del sur
nos cite en una plaza con palmeras,
que el norte no se olvide de la nieve

y tú me digas sí
para venir conmigo.
 

domingo, 14 de agosto de 2011

¨esto es lo que tengo.



'entonces, ¿nadie quiere esto, nadie?'
¿lo quieres tú?

me dijeron que necesitaba
seguir soñando, seguir creando,
fabricar porqués.
todo eso conlleva un pero:
para eso también
necesito seguir amando.

mira, soy yo, nada ha cambiado demasiado,
soy la misma idiota de siempre
sólo que ahora
te necesito,
sé que no puedo
seguir así, sin amar bien,
sin poder amarte del todo,
sin tener la libertad de amarte
como quien ama el cielo y ama lo imposible
y ama lo bello, por encima de todo, a cada instante,
en sueños, lo mastica, lo añora, lo devora,
lo aprieta, lo hace suyo, lo respira más fuerte
con los ojos cerrados,
ahora no, no puedo seguir así, sin amar bien,
habiéndome trazado
la norma de saltar de cuerpo en cuerpo
sin querer permanecer demasiado,
aplazando todas estas cosas,
habiendo buscado
maneras de vivir sin estar contigo,
pieles de paso.
y ahora
no encuentro nada, apenas un temblor
sobre el corazón y los labios.
ahora
no encuentro nada
excepto tu nombre, caligrafía callada,
tengo todas las promesas del mañana
construyéndose, sin poder evitarlo,
muy bajito y muy despacio
en ti.



jueves, 11 de agosto de 2011

¨esta vez no quiero llegar tarde.




'mira, yo simplemente asisto y esto
nace'.



 
está ahí
todo lo que queremos,
no tan lejos, no tan escondido,

algún día diremos
que lo conseguimos,
que estamos a salvo
en este mundo nuestro
aún por construir.

está ahí,
una figura que toma alas, que reclama
nuevos versos, autopistas, huecos
por donde agujerear las sombras
y gritar.

voy a coger un puñado
para que estallen
en lo más oscuro,
para que se hagan nudos
en mi cuerpo,
voy a coger un buen puñado,
que se me quemen
las estrellas
entre las manos,
que arda el cielo en mí,
que ardas también tú...

te propongo a r d e r
envueltos en cielo,
a r d e  también tú,
a r d e  y después
te tocaré
mojada 
de luz.




viernes, 5 de agosto de 2011

¨pedazos de infinito.



te tengo aquí, sentado en alguna esquina de mi cuerpo. te tengo entre tantas otras cosas que no tengo y sin embargo están y necesito, tengo nuevas miradas amontonadas para nadie, tengo el olor a vainilla en la piel, tengo una canción aún meciéndose en mis brazos, tengo miedo, tengo ganas de llegar a alguna parte, ganas de que te quedes conmigo, ganas de que me necesites, no demasiado, lo justo, ganas de que esta vez sea a mí a quien echen de menos, tengo una ventana entreabierta por la que se cuela la madrugada, y sospecho, o mejor dicho, estoy segura de que tengo alguna grieta dentro por donde te colaste Tú, inevitablemente Tú, igual que ahora sueño con acumular momentos en los que apareces, como una avalancha, tus ojos contra mi vida, devorándome tantos segundos que quizá algún día no seré capaz de recordarlos todos, de contar todos esos malditos segundos con los dedos. 


cuando no se me atascan las palabras
se me atasca el corazón.
disculpa si no sé definirlo, si sólo puedo sentirlo, saber justo ahora que te tengo aquí, desde no sé cuándo y no sé cómo, que estás o que siempre has estado, que creo poder encontrar en ti pedazos de infinito, rescatarle cierta luz a los días, salvarme de la gravedad, del hábito, de mí, ser nuevas cosas, ser más grande, más lejos, más yo, contigo. me gusta cómo suena eso de contar los pasos del mundo a través de tus latidos, de tus pestañeos, de tus silencios, de cada fracción de ti con la que pueda doblar el tiempo
y separar
de algún modo 
la vida.

viernes, 29 de julio de 2011

¨antes de.


se fue antes de tiempo.
antes de.
esa sensación se fue, devorándolo todo a su paso, manchando cada cosa de nada y de nadie, un espacio vacío que se expande, se quitó los tacones y los llevó en sus manos para no hacer ruido mientras lo abandonaba todo, se iba, antes de, y allí seguía la vida, huérfana, vida huérfana de alma mientras se iba, mientras se iba mirando hacia otro lado, hacia cualquier parte a la que pudiera mirar sin estar viendo nada, se iba con la nuca bañada de tic.tacs, y zas! no se despidió siquiera, quién era yo para exigirle una sola palabra, quién era yo para pedirle que se quedara, despacio, un pie, otro, cerró la puerta, se fue.
ladridos de perros, sexos mojados, latidos resecos, motos que cruzan la calle y rasgan silencios, y ya no, no reina ni siquiera la madrugada, ha perdido su vestido de gala, su espuma blanca a los pies del alba, su falsa quietud está envenenada de luces artificiales, palabras reciclables y edulcorantes.
nos han desvirgado los universos que reservábamos para hacer nuestros, ya no los soñaremos, ya no los habitaremos, los destruiremos al dejar de imaginarlos, ya no serán nada.
nos rugen las tripas
y el alma

24 horas al día,
estamos hambrientos
de luz, de cielos, de vidas limpias.



esa sensación
se ha ido.