domingo, 22 de agosto de 2010

París está en el espejo...



no sé por qué es tan frecuente, últimamente, que la esperanza me de patadas en el vientre y me diga que deje de preguntarme, que deje de pensar en todo lo que he ido perdiendo, en lo que no he conseguido, que aquí eso ya no importa, que el alma va a empezar a rajar ese lugar en el que solía agacharse y permanecer a oscuras, que va a salir, sin más, que va a empezar a girar, con fuerza, con rapidez, a dar volteretas como si pudiera agitar con su movimiento la vida, como si pudiera expulsar en un sólo pestañeo, justo en el preciso, todo lo que ha ido reteniendo en su interior.
y cada vez parece más real o más dentro del sueño, aunque a veces se pierda levemente el sonido de sus primeros ecos, cada vez te duele más el cuerpo, es un
dolor precioso, es el caos resposando en ti, el aullido de las madrugadas que llevan tu nombre grabado en sus costuras, cada vez el sonido es más perceptible, la corriente de quizases, el fósforo prendiéndose, cada vez crees que estás más cerca del acelerón definitivo, pese a la duda, pese a los charcos que el miedo deja para que nos resbalemos, todos los que saltaremos.

ya está, te extraes el alma y la colocas sobre la tierra, rodeada de humanos, de rutinas, de ilusiones, de oscilaciones torpes.
te extraes el alma y no exiges nada, sólo esperas que continúe vibrando, que continúe el tráfico, que se acelere el pulso, que todo eso que parece estar arrancando la nada y poniendo algo inmenso en su lugar siga su tránsito, que sientas al final (no el definitivo) de este primer recuento que todo este todo que puede parecer nada, va a merecer la pena.
sólo esperas sentir que era cierto el sentimiento, que no te equivocabas
al creer que algún tipo de encuentro
estaba señalando el camino.
mírate los dedos, manchados de cielo.
París está en el espejo...

6 comentarios:

  1. Hola, me encanta, escribes bastante bien, es extravagante y atractivo el texto...

    ResponderEliminar
  2. Pues si yo soy bestia, esto... ni te cuento!

    ResponderEliminar
  3. "mírate los dedos, manchados de cielo". De nuevo GRACIAS por el precioso momento que me regalaste leyendo esto.

    ResponderEliminar
  4. Jaja, si en tus fotos se nota que suenas (: la esperanza talvez sea otra forma de azerlo, no se.
    Sigue asi y seguro que alguna se te da.

    ResponderEliminar